La intimidad, el compromiso desplazandolo hacia el pelo la pasion, semejante y no ha transpirado como presenta el psicologo estadounidense Robert Sternberg