Es usted un romantico empedernido desplazandolo hacia el pelo cree que cruzarse a diario con la vecino no seri­a azar, sino el destino?