De muchas parejas, la intimidad seri­a un tema casi de obligacion que, de placer