De el mismo forma, descuidar el contexto del autorretrato es otro error frecuente: “un selfie nunca solo comunica tu rostro, igualmente lo realiza el contexto. Seri­a fundamental cuidar el final de la fotografia”, nos apunta Paola.